La Oficina de Dirección de Proyectos (PMO) ha evolucionado hasta convertirse en una estructura de gobierno que da soporte a la Alta Dirección a priorizar y optimizar las inversiones y a asegurar que se alcanzan los objetivos estratégicos.